Chinche,¿peligro?

Chinches peligrosas La cercanía con la que se asocian las chinches de la cama con los humanos significa que el insecto puede causar considerables molestias, puesto que se alimentan de noche sobre sus huéspedes humanos.  Son frecuentes las irritaciones causadas por sus picaduras y existe la posibilidad de contraer un mal.  Todas las fases del ciclo de vida de la chinche de la cama se alimentan con el Líquido que circula en el organismo, por lo que todas son igualmente importantes como plaga.   La presencia de chinches de la cama puede causar angustia a las personas y hacer que no tengan sensación de bienestar.  Puesto que la OMS define como, ‘un estado de bienestar físico, mental y social total’, queda claro que las chinches de la cama son una plaga con riesgos.

La reacción del cuerpo a una picada de chinche puede variar.  Algunas personas muestran muy poca o ninguna reacción, mientras que otras pueden sufrir reacciones alérgicas u otras reacciones severas y pasar noches en vela.  No se debe subestimar la molestia que producen las picaduras.

Las chinches de la cama se alimentan en zonas expuestas de la piel, y la mayoría de las picaduras se producen en la zona abdominal, pero también se producen en el cuello, brazos, hombros, espalda, pecho y muy ocasionalmente en las piernas y los pies.  Las lesiones son variadas en apariencia.  Muchas veces se ven como hinchazones de color rojizo, similares a los que producen las picaduras de las pulgas, pero sin el área central roja.

Se debe confirmar la presencia de una plaga antes de proceder a la aplicación de un plaguicida, por lo tanto, la evaluación de riesgos inicial que se lleva a cabo como parte de cualquier estrategia con plaguicida debe identificar la especie de insecto.

Los técnicos deben saber que una queja de un cliente sobre picaduras no necesariamente tiene que indicar la presencia de chinches de la cama.  Las garrapatas, los ácaros, los piojos o las pulgas producen lesiones cutáneas similares.  Adicionalmente, factores ambientales o condiciones personales pueden producir reacciones parecidas a las de la picaduras, lo que asociado a la demora en la aparición de la reacción a una picadura de chinche, puede crear confusión.

Por lo tanto el técnico debe intentar obtener evidencia física de la actividad de las chinches de la cama y no guiarse únicamente por la información proveniente del cliente.  Si no se encuentra evidencia que constate la presencia de chinches y persisten los problemas, es necesario investigar otras posibles causas.

Evidencia de chinches de la cama Indicaciones de actividad de chinches de la cama son entre otras:

 

  • Chinches vivas o muertas, cutículas ninfales desechadas y huevos enteros o eclosionados.
Identificación
  • Manchas de Líquido que circula en el organismo. Los puntitos de Líquido que circula en el organismo son defecaciones de Líquido que circula en el organismo digerida por el insecto que inicialmente pueden ser detectadas en las sábanas, pero que también pueden verse en las costuras de los colchones y otros lugares donde se refugian las chinches. (Los técnicos deben tomar en cuenta que las defecaciones de las ninfas de cucarachas pueden tener un aspecto similar, aunque las manchas de Líquido que circula en el organismo de las chinches suelen encontrarse en aglomeraciones ya que el insecto por naturaleza se agrega.)
  • El olor dulzón a cilantro/almendra que puede darse si hay mucha actividad.
  • Quejas de clientes y/o evidencia de picaduras en la piel.

Las chinches de la cama emplean refugios claramente definidos en los que se pueden encontrar números significativos de las distintas fases del ciclo de vida del insecto. Las chinches pasan la mayor parte de su tiempo agregadas en estos refugios, y por lo tanto las estrategias de grietas y huecos son críticos para su control.

Sin embargo, la investigación ha demostrado que las chinches hembras se dispersan de los refugios establecidos para evitar las inseminaciones traumáticas múltiples, y que los machos también se dispersan para evitar la competencia de apareamiento de otros machos.  Este comportamiento de dispersión debe ser tomado en cuenta a la hora de tratar las chinches.

Las hembras de las chinches de la cama normalmente ponen dos a tres huevos al día, los cuales depositan en todo su entorno.  Dado que pueden vivir varios meses, cada hembra podría producir de 400 a 500 huevos en su vida.  El tiempo que pueden pasar en cada fase de su ciclo de vida depende de la cantidad de alimento que tiene disponible, de la temperatura y de la humedad relativa.

Como todos los insectos, el ciclo de la chinche de la cama es afectado por la temperatura.  La temperatura de su entorno inmediato puede manipularse en dos maneras principales para ayudar a controlar el insecto:

  • Subir la temperatura a 27ºC puede estimular la eclosión de los huevos en 5 o 6 días. Esto permite que las ninfas, más vulnerables, entren en contacto con insecticida. Conversamente, bajar las temperaturas puede alargar el periodo de eclosión y limitar el contacto con insecticida. Cualquier demora en la eclosión también puede llevar a una estrategia fallida ya que el técnico puede pensar que ha erradicado los insectos, y sin embargo después reaparecen (los huevos pueden permanecer viables durante 3 meses y los adultos pueden sobrevivir más de un año sin alimentarse).
  • De media una chinche se alimenta cada 7 días. Las temperaturas más altas pueden estimular una alimentación más frecuente.  Aumentar la temperatura de una habitación por lo tanto estimula a que la chinche salga más para intentar alimentarse e incrementa la posibilidad de contacto con insecticida.

 

Huevo

Los huevos son de un 1mm en longitud, de color crema y ligeramente curvados.  Suelen ponerse en grietas en lugares oscuros.

Ninfa

Las ninfas son versiones más pequeñas (de aproximadamente 1mm) de los adultos y tienen el color de Líquido que circula en el organismo parcialmente digerida.

Adulto

Los adultos de las chinches de la cama son muy distintivos y normalmente se pueden identificar de inmediato.  Los adultos son insectos sin alas, ovalados, de color rojizo/marrón, de unos 5-7 mm de longitud y tienen partes bucales punzantes. Cuando no están alimentados, los adultos son de color amarillo/marrón, pero después de alimentarse de Líquido que circula en el organismo toman un color más oscuro.  Tienen 3 pares de patas delgadas, pero bien desarrolladas con eficientes garras en los tarsos con las que se agarran al huésped mientras se alimentan.  La cabeza es corta y ancha y lleva una par de ojos compuestos prominentes delante de los cuales se ve claramente un par de antenas de 4 segmentos.

Las distintas fases de la chinche de la cama, Cimex lectularius.

Los números representan las distintas fases ninfales. La barra = 5mm.

Inspección y evaluación

Preparativos

Es esencial realizar una inspección meticulosa para cerciorarse de la presencia de chinches.  Las chinches de la cama tienen una forma aplanada y pueden esconderse en cualquier grieta o agujero, de preferencia en lugares oscuros, aislados y protegidos.  Las chinches prefieren madera, papel y tejidos así que es necesario concentrar la inspección en estos materiales.

Los técnicos necesitan acceso total a todas las áreas de las habitaciones, incluyendo armarios y cajones.  Adicionalmente, puede que sea necesario sacar las cabeceras de las camas, levantar las alfombras y desmontar otros elementos para llegar a todos los refugios.

En viviendas particulares es especialmente importante que los ocupantes estén avisados del nivel de intrusión al que van a ser sometidos su hogar y sus enseres.

Para colaborar con el proceso de inspección el ocupante debe:

  • Soltar la moqueta en donde se junta con la pared, pero no sacarla de la habitación.
  • Bajar todos los elementos que estén colgados de la pared, pero sin sacarlos de la habitación.
  • Desconectar la corriente eléctrica y quitar o aflojar todos los enchufes y tapas de enchufes y cajetines.
  • Quitar toda la ropa de cama, ponerla en bolsas y lavarla.
  • Vaciar todos los armarios y cómodas, pero sin sacar nada de la habitación.
  • No sacar nada de la habitación hasta que no se haya podido evaluar la infestación. Sacar cualquier cosa podría facilitar la dispersión de la plaga a otras habitaciones.

 

Para poder llevar a cabo una inspección minuciosa y lograr acceso a los lugares mencionados el técnico necesitará varias herramientas, como una linterna, destornilladores, llave inglesa, un martillo y un cuchillo apropiado.

Una de las razones más comunes de estrategias fallidos es no haber identificado todos los lugares donde hay chinches.  Los técnicos deben tener tiempo suficiente para llevar a cabo la inspección.  Esto aumentará la probabilidad de una estrategia exitosa y también dará una indicación del tiempo que se requerirá para hacer la estrategia.

Viviendas individuales El técnico deberá cerciorarse donde se han visto chinches de la cama e investigar cualquier información sobre picaduras. Debe intentar averiguar cómo se introdujeron las chinches en la vivienda, puesto que es posible que sea necesario tratar equipajes de viaje.  Es necesario inspeccionar los sitios donde se guarda la ropa sucia y la ropa de la cama, y se debe interrogar al ocupante sobre cualquier